Tablero de mesa de piedras duras

Sobre el tablero de mesa de mosaico, o commesso, florentino, sobre una base de pórfido del siglo XVIII, admiramos motivos de conchas, corales y perlas.

La superficie de pórfido con representaciones de conchas, corales y perlas es el emblema de la técnica de elaboración de las piedras duras, también denominada «pintura sobre piedra» porque estos sofisticados mosaicos requerían una refinada habilidad técnica, debido a la elaborada yuxtaposición de cientos de fragmentos de piedra, y fueron creados para durar eternamente.

LA COLECCIÓN

La obra

Sobre un fondo rojo de este tablero de mesa de pórfido se observa la composición de un fondo marino repleto de conchas, corales y perlas que crea una ilusión óptica de pinceladas de color pintadas sobre tela. En realidad, se trata de un ejemplo de la que a menudo denominan «pintura sobre piedra», es decir, el arte de crear efectos pictóricos con el uso de miles de pequeñas fichas de piedra dura extraídas de fragmentos de losas donde también mostraban sus venas y marcas.

De esta forma obtenían colores que reproducían matices variados del tablero de colores naturales. Además de esta inspiración procedente de la naturaleza, también cabe destacar la sabia precisión de los artistas que, gracias a su experiencia, reconocían directamente en el material sin elaborar los potenciales pictóricos de cada piedra y eran capaces de explotarla mediante un trabajo completamente manual.